Picture

Más de 250 bailes religiosos acuden cada 16 de julio a la fiesta de La Tirana. Vienen de Copiapó, Antofagasta, Calama, Arica e Iquique a saludar a la China, como se le dice a la Virgen del Carmen. Desde fines del siglo XIX que hay noticias acerca de su existencia. Se articulan en los barrios populares y en torno a grupos familiares. Son estructuras transgeneracionales ya que el abuelo, le traspasa los conocimientos a sus hijos y éstos a sus hijos. Al interior del baile la autoridad del caporal es la que se respeta. Desde los años 70, los bailes han ido organizándose en torno a la figura de una sociedad. Los antiguos siguen llamándose cuerpo de baile. Hay bailes que representan a los indios de la selva como los Chunchos, otros a los indios de Norte América como los pieles rojas, también están los morenos. Desde los años 60 aparecen las diabladas y en los 90, los sambos caporales.

​Bailes