Calle Baquedano, por Guillermo Ross-Murray

Balcones azorados y curiosos. El pretérito ubicuo, también travieso como dios, se esconde en cada puerta, surge al paso. Yo miro su estampa chorreante de nostalgia y recibo de mister Lee, el sobrio «buenos días». ​ Distingo apellidos queridos en aquellas paredes que presumen con heráldica. ​ Desde cualquier rincón, acecha carnívoro, el espectro de …

Calle Baquedano, por Guillermo Ross-Murray Leer más »