El primer rector iquiqueño: Orlando Graboloza Valdivia (1962-1974)

I.-IQUIQUEÑO DE ANTIGUA ESTIRPE

En realidad, el primer nombre de don Orlando, al igual que Pablo Neruda, era Neftalí. Así lo bautizaron sus padres don José Graboloza Cots y doña Hortencia Valdivia Escobar. Don José era propietario del Hotel Iberia, ubicado en la calle Ramírez Nº 641, de la comuna de Iquique (Boletín de Informaciones Núm. 24, Ministerio de Fomento, Departamento de Turismo Chile, 30 de septiembre de 1930).

Nació en Iquique, en el seno de una familia de ancestro español, el 23 de diciembre de 1910, mismo día en que asumió la Presidencia de la República don Ramón Barros Luco, y el mismo año en que se cumplieron cien años de la Independencia Nacional y 31 años del Combate Naval de Iquique.

II.-ESTUDIOS

a) Estudió la educación básica en la Escuela Santa María y en el Colegio Don Bosco.

b) Su educación secundaria la realizó en el Liceo de Hombres de Iquique. Egresó el año 1930. Sus compañeros de curso, en el sexto de humanidades del mencionado año, fueron:

1 AGOSÍN BRULLINSKY, MANUEL

2 AGUIRRE ARANCIBIA, AURELIA

3 COSTA CASARETTO, JOSÉ

4 ESPINOZA ORTEGA, ELOISA

5 GALLARDO LOBOS, LUIS

6 GARFIAS VELASQUEZ, ISOLINA

7 GODOY TAPIA, IRMA

8 GRABOLOZA VALDIVIA, ORLANDO

9 JIMENEZ JIMENEZ, BRUNILDA

10 LOMBARDI LAGUZZI, FRANCISCO

I1 PETIT ALVARADO, GONZALO

12 PETRIC PETRIC, ANGELA

13 REMENICK ROSENZUAIG LUI

14 RIVERA GUDINO, JULIA

15 ROJAS FRAGA, JAIME

16 SCHRAKMAN CONTRERAS, HERNAN

17 TEJERINA ARANCIBIA, EXIQUIO

18 TOLCHINSKY GLIKMAN, DORA

19 URETA GORSSE, OTTO

20 VÁSQUEZ MADARIAGA, LIDIA

21 VIGLIENSONI MORENO, JUAN

22 ZEGARRA GALEAS, ADELINA

23 ZEGARRA GALEAS, ETELVINA

En esta etapa, siendo un joven liceano, se destacó en la actividad deportiva, defendiendo, entre otras instituciones, los colores del Liceo de Hombres de Iquique y de la recién creada Academia de Educación Física.

Esta última Institución, el mismo día en que celebraba su cincuentenario, le otorgó el Diploma BODAS DE ORO, que expresa:

“Academia de Educación Física, al cumplir Cincuenta Años de vida, Rinde Homenaje como Testimonio de Gratitud a su socio Señor ORLANDO GRABOLOZA

En reconocimiento a su acendrado espíritu deportivo en defensa de las Alas Negras y su abnegada cooperación al engrandecimiento de nuestra querida Institución. Iquique 22 de abril de 1972”.

c) Cursó estudios superiores en la Universidad de Chile, recibiéndose de Profesor de Educación Física en el año 1937. Su memoria de prueba versó sobre: “La higiene infantil y sus bases biopedagógicas”,

Instituto de Educación Física, 1936, 135 Págs.

En su paso por la Universidad, se destacó en atletismo y basketball.

ATLETISMO

Mientras cursaba Educación Física en la Universidad de Chile, el atleta iquiqueño se vistió con los colores de su universidad. Así, el Diario “La Nación”, del 4 de noviembre de 1934, da cuenta de su participación en la etapa final del “Campeonato Atlético entre Universidades”, en la especialidad 200 metros.

BASKETBALL

a) Basketball universitario: En la prensa de esa época consta su participación como árbitro:

“Mañana continuará la competencia de basketball que organiza este club a base de las distintas Escuelas Universitarias.

Cancha de Medicina

Primera División: Medicina v.

Dentística 5 P.M..

Árbitro señor Orlando Graboloza” (Diario La Nación, 21 de agosto de 1935).

b) Asimismo, se integró al equipo de básquetbol de la Universidad de Chile. Su participación en el quinteto azul también dejó huella en la prensa. Así, en el Diario “La Nación” del 11 de noviembre de 1935, época en la que en el tenis brillaba Anita Lizana, se daba noticia de que el quinteto del Internacional había vencido en forma estrecha al Universitario, que estaba integrado por Meza, Olmos, Caffarena, Peralta y Graboloza. Más adelante, el mismo periódico, agrega: “en el segundo tiempo, los Universitarios se presentan con el cambio de Avendaño en lugar de Graboloza”.

El amor que sentía por este deporte quedó plasmado en el texto del Diploma, que, en marzo de 1937, le entregó la Federación de Basket Ball de Chile: “A don Orlando Graboloza en reconocimiento por sus valiosos servicios profesionales ad-honorem”, en el “Primer Campeonato Sudamericano de Basket Ball patrocinado por el Comité Sudamericano de la F.I.B.B.”.

III.-SU FAMILIA

Se casó con doña Adriana Núñez Águila, funcionaria del Hospital de Iquique. Tuvieron dos hijos: Orlando José Apolo y José Patricio Adrián, ambos profesores. Llevan, en primer y segundo lugar, respectivamente, el nombre del abuelo paterno.

IV.-EL INICIO DE SU BRILLANTE Y ASCENDENTE CARRERA

En el Diario “La Nación”, del sábado 3 de julio de 1937, página 16, se dice: “Con fecha de ayer el Ministro de Educación ha dado curso a los siguientes nombramientos de profesores: “nómbrase a don Orlando Graboloza Valdivia para que desempeñe el cargo de profesor de Educación Física en el carácter de interno (sic) del Liceo de Puerto Montt”.

V.-EL PROFESOR

Recorrió gran parte del país. Sus comienzos fueron en el Sur (Liceos de Puerto Montt, Castro y Ancud); después continuó en el Centro (Liceos de San Felipe, Eduardo de La Barra y Escuela Naval); por último, en el Norte, en su ciudad natal).

En Iquique, las clases de Educación Física se realizaban en el microestadio, donde había una pista atlética de doscientos metros, canchas de fútbol y de básquetbol y un pórtico para escalar la cuerda. También las clases se hacían en la piscina Godoy. Había que aprender a nadar.

Mario Vidal Jorquera, un destacado del boxeo, en una interesante entrevista en el Diario El Longino, recuerda y valora las clases de gimnasia: “hoy la tecnología ha superado al deporte tradicional». Lo nota año a año en los buenos cambios experimentados en la enseñanza deportiva en favor de los niños iquiqueños de 11 a 15 años que entrega el Instituto del Deporte». Señala que algunos llegan a estos cursos con problemas físicos, no son capaces de hacer una lagartija o cinco tiburones, «en circunstancias que nosotros a esa edad los profesores Scarzolo y Graboloza del Liceo de Hombres nos obligaban a hacer por lo menos 20 tiburones». Mario Vidal, cree que la tecnología ha influido en el sedentarismo de la juventud”.

Bajo la consigna “mens sana in corpore sano”, las clases de educación física combinaban adecuadamente lo teórico con lo práctico. Las notas, que eran justas, se ganaban con mucho esfuerzo.

VI.-EL INSPECTOR GENERAL (1956-1962).

El año 1956, después de ejercer la docencia en el sur y en el centro del país por casi veinte años, fue designado, por concurso público, Inspector General del Liceo de Hombres de Iquique. De esta forma, volvió a su ciudad y al Liceo que lo formó. Volvía casado, con dos hijos, con 46 años edad y con una sólida formación, en gran parte obtenida en sus estudios universitarios, en su actividad deportiva, en sus cursos de perfeccionamiento y, sobre todo, en su rica y valiosa experiencia profesional. Llegaba pues, al Liceo de Hombres de Iquique, un profesor maduro y fogueado, que conocía al revés y al derecho el arte de enseñar y transmitir conocimientos; un profesor experimentado y con muchas tablas; y además, un profesor integral, que sabía conjuntar armoniosamente la teoría y la praxis.

Le correspondió ejercer este cargo bajo la administración del Rector don Gustavo Somoza, al que subrogó en diversas oportunidades. Fueron años de preparación en lo que era la administración del Liceo, y también años muy importantes para imbuirse de sus urgentes y apremiantes necesidades.

VII.-EL RECTOR

Fue nombrado por concurso público justo en el año del Mundial del 62, época en que los niños de entonces querían ser astros del fútbol, como Misael Escuti, Leonel Sánchez, Honorino Landa o Jorge Toro, por nombrar a algunos jugadores de la selección chilena, tercera en el mundo.

Iquique era una ciudad de madera en que todos sus habitantes temían al fuego de los incendios. El cemento era el remedio. Había que encementar la ciudad. El cemento era signo de desarrollo y las tablas de subdesarrollo. En ese contexto, surgió la idea de un moderno Liceo. También había que combatir la ignorancia. Muchas personas no tenían educación, otras tenían la básica o la media incompleta. Desde el Liceo se podía hacer algo. Se podía llegar a la Pampa o enseñar de noche.

Para colocar las cosas en su lugar, era necesario realzar el espíritu liceano, no por nada el Liceo de Hombres de Iquique es el primer “Establecimiento de Instrucción Secundaria” del Norte Grande de Chile. En todo caso, el espíritu liceano era potente, como quedó reflejado el día en que los alumnos desfilaron con motivo de la celebración del 21 de mayo, a pesar de que el Liceo estaba cerrado por huelga de los profesores. Asimismo, se tenía que cuidar a los alumnos aventajados, evitando la nivelación hacia abajo. Mantener el orden y la disciplina estudiantil, pero sin garrote. Y, por cierto, preocuparse de los que enseñaban, los profesores. Sin buenos profesores ningún proceso educativo funciona adecuadamente. Los profesores son la piedra angular de la educación.

Todos estos aspectos, bajo una mirada sistémica, fueron exitosamente desarrollados por el Rector Graboloza. Si apreciamos retrospectivamente su gestión, el señor Graboloza fue un verdadero estadista, toda vez que se preocupó tanto del presente como del futuro del Liceo de Hombres de Iquique.

VIII.-ASÍ ERA DON ORLANDO

“Su bonhomía se encerraba en una recia estampa de hombre serio, pero que sabía mirar de frente y sonreír con mesura y franqueza”, dice la Profesora Adriana Peirano Mattei.

La misma Profesora ahonda en el perfil humano del Rector Graboloza:

“Se siente como imprescindible y justo realizar una semblanza, tal vez demasiado breve de un ser humano del cual habría mucho que decir. Con intención digo ser humano, porque el rasgo que entre muchas de sus cualidades sobresalía nítidamente era su irreductible humanidad. Comprensivo y dispuesto al servicio de los demás. Todos conocimos su voluntad para escuchar y solucionar los problemas de toda índole que se suscitan en el ámbito de un colegio. Jóvenes estudiantes, profesores, paradocentes recibieron su palabra orientadora”.

No podemos sino compartir las palabras formuladas por nuestra siempre recordada y apreciada maestra Adriana Peirano.

El Rector era de hablar corto y rápido, como si anduviese apurado por algo. “Ya, ya, vayánse y no lo repitan más”.

IX.-El RECTOR DE LA BICICLETA

a) “La figura lejana de Orlando Graboloza montado en su bicicleta nos invita a volver a clases” (Bernardo Guerrero, Liceanos, Publicado en La Estrella de Iquique, el 6 de junio de 2010. Página A- 12).

b) “Su condición de deportista y hombre sencillo y auténtico, lo hicieron mantener por muchos años su costumbre de movilizarse siempre en su vieja bicicleta, a despecho de opiniones de no ser compatible este medio de movilización con la dignidad de su cargo. Risueñamente, aducía razones de salud y ejercicio físico, economía, seguridad y fácil disposición. Hoy seguramente habría agregado fundamentos ecológicos” (profesora Peirano).

A pesar del transcurso de los años, esa histórica y leal bicicleta marca Hércules, de doble barra, aun se conserva en poder de uno de sus hijos.

En esos tiempos se podía recorrer todo Iquique en bicicleta, y también se podía, en el sector sur, visitar playa por playa. La bicicleta acortaba las distancias y permitía conquistar palmo a palmo la ciudad y sus tantas playas.

El rector Graboloza siempre quería ganarle al tiempo. La bicicleta, el andar rápido y el hablar rápido eran sus medios más potentes.

X.-PESCANDO EN EL MOLO

Dice uno de sus hijos: “Iba a pescar con mi padre, los fines de semana, desde las 17 hasta las 21 horas, sacaba jaibas y mi padre pescaba jurel, cabrilla, pintacha” (Orlando Graboloza Núñez). Guillermo Morales agrega a esa lista el jurel, la caballa y la cojinova. Al parecer, también picaba la cabinza. Trofeos todos que muchas veces compartía con sus profesores.

XI.-LA CONSTRUCCIÓN DEL NUEVO EDIFICIO PARA EL LICEO DE HOMBRES DE IQUIQUE

Durante el mandato del Rector Graboloza, y no exento de dificultades, la Sociedad Constructora de Establecimientos Educacionales empezó, a comienzos del año 1968, la construcción del nuevo edificio del Liceo de Hombres de Iquique, como lo evidencia el oficio del Senador Luis Valente Rossi al Ministro de Educación, en el que le manifiesta lo siguiente:

Diario de sesión: Sesión Ordinaria N° 23 del Senado, Legislatura 1969

Sesión: Sesión Ordinaria N° 23

Legislatura: Legislatura Ordinaria año 1969

Fecha: miércoles 30 de julio de 1969

HORA DE INCIDENTES.

TERMINACION DE EDIFICIO DE LICEO DE HOMBRES DE IQUIQUE (TARAPACÁ).

«Al señor Ministro de Educación Pública, en los siguientes términos:

«La Sociedad Constructora de Establecimientos Educacionales inició el año pasado la construcción del nuevo edificio para el Liceo de Hombres de Iquique. Hasta la fecha ha entregado solamente un pabellón del nuevo edificio, recepción que tuvo lugar el año 1968.

«Sin embargo, la Sociedad Constructora ha informado a la Dirección, Cuerpo de Profesores y Centros de Padres, Apoderados y Alumnos de ese plantel, que se está estudiando la posibilidad de incluir en el presente año 1969 la construcción del segundo pabellón, lo que ha causado malestar porque esta obra no puede postergarse en su ejecución y la Sociedad Constructora debió haber considerado los recursos e iniciado la construcción del nuevo pabellón en los primeros meses del presente año.

«El Liceo de Hombres de Iquique tuvo prioridad en su construcción debido a la mala calidad del edificio y a la imposibilidad de continuar desarrollando clases en un local tan anticuado e insalubre. Se demolió parte del local, de manera que, entregado el primer pabellón, queda un sitio eriazo sin construir, estrechándose mucho más aún la actividad educacional.

«No es posible postergar la construcción del segundo pabellón para 1970 y la Sociedad Constructora debe iniciar a la brevedad posible la construcción complementaria de este edificio. Así lo han hecho saber al suscrito los diversos organismos ligados al liceo, como padres, apoderados, alumnos y profesores” (Biblioteca del Congreso Nacional de Chile – www.bcn.cl/laborparlamentaria).

A partir del año 1968, bajo el rectorado del señor Graboloza, los alumnos y profesores comenzaron a disfrutar de las nuevas aulas y del laborario, en el primer pabellón recién construido.

Sin embargo, en vista de los retrasos en el inicio de la segunda etapa, los alumnos se tomaron el Liceo. El Rector Graboloza tuvo un buen manejo de la crisis, al igual como lo había hecho cuando algunos alumnos pedían la salida de una profesora. El mismo fue a buscar a los alumnos que habían sido detenidos. Como el paro continuó, el Centro de Padres y Apoderados acordó enviar a una delegación de alumnos y apoderados a Santiago. Así, el apoderado Miquel en representación de dicho Centro, y los alumnos Alvaro Zamorano y Gustavo Fiamma, en representación del Centro de Alumnos, hicieron las gestiones correspondientes ante el Subsecretario de Educación, don Ernesto Livacic, y ante el Presidente de la Sociedad Constructora de Establecimientos Educacionales, don Jorge Monckeberg, obteniendo como resultado la orden de demolición del viejo establecimiento, lo que puso término al movimiento estudiantil. Lo demás es historia conocida.

En definitiva, bajo la rectoría del señor Graboloza se logró la construcción del nuevo edificio del Liceo, que materializa uno de sus mayores anhelos.

XII.-EL LICEO DE LA OFICINA SALITRERA VICTORIA

Intervención del Senador Víctor Contreras Tapia

Diario de sesión: Sesión Ordinaria N° 28 de la Senado, Legislatura 1969

Sesión: Sesión Ordinaria N° 28

Legislatura: Legislatura Ordinaria año 1969

Fecha: martes 12 de agosto de 1969

Hora de Incidentes.

Necesidades del Liceo Coeducacional SALITRERA VICTORIA

(TARAPACÁ).

«Al Ministerio de Educación Pública, referente a la necesidad de separar el Liceo Coeducacional de la Oficina Salitrera Victoria del Liceo de Iquique, del cual depende, y proveer las medidas pertinentes para dotarlo del personal necesario.

«Según expresa el Centro General de Padres y Apoderados del Liceo Coeducacional de la Oficina

Victoria, en la actualidad ese establecimiento cuenta con dos octavos años, dos primeros medios y dos cuartos años de humanidades y que, a pesar de ello, no tiene el personal administrativo suficiente, lo que se ve agravado porque el señor Rector del establecimiento (don Orlando Graboloza Valdivia) reside en Iquique, a 127 kilómetros de distancia, lo que hace difícil la adecuada fiscalización del cumplimiento de los programas de estudio y de la realización de las labores administrativas.

«Es claro que debe buscarse una solución sobre la base de constituir el Liceo Coeducacional de la Oficina Victoria en un establecimiento independiente, dotado del personal indispensable y en los planos docente y administrativo”.

Este Liceo fue una extensión del Liceo de Hombres de Iquique. Era otro de los anhelos del Rector Graboloza: la creación de un Liceo para los hijos de la salitrera Victoria. Don Orlando Graboloza fue el primer Rector del Liceo de la Oficina Salitrera Victoria, cargo que sirvió ad honorem. Este Liceo, con el cierre de Victoria (1979), se trasladó a Pozo Almonte, actual Liceo Sergio González Gutiérrez, continuando con el impulso que le diera el Rector Graboloza en el año 1965.

XIII.-EL LICEO FISCAL NOCTURNO

Bajo el rectorado del señor Graboloza, “el año 1965 para poder atender una creciente demanda de trabajadores adultos fue creado el Liceo Fiscal Nocturno” (Domingo Sacco, El Liceo Nocturno de Iquique, en Presencia del Liceo de Hombres de Iquique 1886-1988, p. 57).

XIV.-LA GENERACIÓN DORADA DE PROFESORES

En el período de don Orlando Graboloza, surgió la generación dorada de profesores del Liceo de Hombres de Iquique.

Llámase generación dorada a aquella pléyade de profesores que, gracias a su abnegado trabajo, lograron que cursos casi completos entraran a la Universidad, cuando todavía se rendía la Prueba de Aptitud Académica.

-Castellano: Adriana Peirano y Angelina Chang.

-Matemáticas: Agustín Calle, Ramón Berríos y Mario Ramírez.

-Biología: Flor María Vásquez, Eduardo Michael e Ingrid Fiamma

-Química: Nora Vera y César Rimassa.

-Historia: Domingo Sacco, Godofredo Morales, Yolanda Diomedi y Carlos Lillo

-Psicología: Ada Gahona

-Francés: Ada Gahona, Luis Reyes y Padre Alfredo Delgadillo

-Inglés: Eduardo Trillo, Herbert Watson y Maira Rojas

-Física: Juan Flaquer

-Economía y Educación Cívica: Guillermo Arredondo

-Música: Luis Sepúlveda y Evaristo Rojas

-Religión: Padre Domingo Soto

-Educación Física: Orlando Graboloza, Rufino Astudillo y José Scarzolo.

-Artes Plásticas: Adela Aserella.

  • Inglés: Violeta Contreras

Artes Plásticas: Julio Romero

XV.-LA BURBUJA DE LOS MEJORES

El Rector Graboloza puso en práctica un sistema educativo en el cual se aislaba, en un mismo curso, a los alumnos de más alto rendimiento. De esta forma, en los cursos “A” estaban los mejores alumnos. Se buscaba sacar el máximo provecho de estos alumnos y protegerlos de los que nivelan hacia abajo.

Hoy es un sistema cuestionado, pero en el Liceo de Hombres de Iquique daba buenos resultados.

XVI.-LA BRIGADA DEL TRÁNSITO Y LA SEGURIDAD DE LOS ALUMNOS

Preocupado por la seguridad de los alumnos, y con la decidida colaboración de Carabineros de Chile, el Rector Graboloza creó la “Brigada del Tránsito”, conformada por alumnos del Liceo, para la seguridad de los propios liceanos y para evitar, en lo posible, conductas impropias. En esa época, la calle Baquedano tenía doble tránsito. La Brigada del Tránsito se apostaba en las esquinas de Orella y Bulnes con el objeto de que los alumnos cruzaran la calle Baquedano con toda seguridad.

XVII.-LA BANDA

Durante su rectorado, y a ruego de su hijo José Patricio Graboloza Núñez, que miraba con sana envidia la banda del Colegio Don Bosco, el 1° de abril de 1971 se creó la “Banda Instrumental del Liceo de Hombres de Iquique”, aprovechando que muchos alumnos formaban parte de las diversas brigadas juveniles que existían en la ciudad, a saber: Eleuterio Ramírez, Carlos Condell, Hernán Trizano y Los Cóndores.

XVIII.-EL DIPLOMA DE DESPEDIDA

Con fecha 10 de diciembre de 1974, el Ministro de Educación Pública, Contraalmirante don Hugo Castro Jiménez, expidió el siguiente Diploma de Honor: El Ministerio de Educación Pública a Don Neftalí Graboloza Valdivia, en reconocimiento a los valiosos servicios prestados a la Educación Chilena durante sus 35 años de labor como Profesor, le confiere la presente distinción”.

Si había iniciado sus labores el 2 de julio de 1937, en el Liceo de Puerto Montt, a la fecha de expedición del citado Diploma, el 10 de diciembre de 1974, habría sumado 37 años de servicios ininterrumpidos a la educación pública, y no 35 años como en él se indica.

XIX.-EL ÚLTIMO RECTOR

El término del rectorado de don Orlando Graboloza Valdivia, en los hechos, constituye el fin de una era que se inició en el Gobierno del Presidente Domingo Santa María y que expiró a fines del año 1974, con el retiro no voluntario del primer Rector iquiqueño del Liceo de Hombres de Iquique. Las cosas o las instituciones cambian, unas veces para bien otras veces para mal. Es algo que no corresponde que analicemos en esta oportunidad. Solo debemos decir, con énfasis, que el Liceo de Hombres de Iquique estaba desarrollando con éxito la noble misión para la cual había sido instituido en la nueva provincia de Chile, después de la victoriosa Guerra del Pacífico.

Don Orlando Graboloza Valdivia llegó a la Rectoría del Liceo de Hombres de Iquique, como hemos visto, después de una larga y ascendente carrera docente. Tenía todos los méritos para ocupar tan alto cargo. Estaba más que preparado para ello. Por eso, no nos debe sorprender la brillante gestión que realizó al mando del emblemático Liceo de Hombres de Iquique.

Don Orlando Graboloza falleció, en Villa Alemana, el 6 de mayo de 1991. 

Gustavo Fiamma Olivares

IQUIQUE, junio 7 de 2022.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.