Señora directora:

Me permito hacer llegar a usted algunos recuerdos del ex Teatro Nacional de Iquique:

Por causas adversas al destino, el 24 de noviembre de 1970, en función de vermut a las 19:05 hrs., el cine Nacional de Iquique desaparece por un voraz incendio. En la sala había poca afluencia de público, siendo desalojada sin pánico por el portero de galería. Don Juan Ahumada se da cuenta que por el lado de Amunátegui salía humo, dando aviso al mayordomo, y procede a llamar a los bomberos. El sr. Ronald Pizarro, reportero gráfico del Diario El Tarapacá de Iquique, alcanza a ingresar a la sala, tomando fotos al escenario y la platea cuando el telón de boca es alcanzado por el fuego. Los bomberos tratan de apagarlo, pero Ecrán es tragado por las llamas. El Nacional –ubicado en calle Sargento Aldea, frente al mercado Centenario- era un cine confortable, contando con localidades de platea con butacas pulman, balcón y galería con acceso al público por las calles B. Arana y Amunátegui. Los propietarios eran la Firma Cine Chill S.A., con asiento en la capital. El T. Nacional fue construido por el constructor civil y dueño, sr. Andrés Rosmanich. Al término lo bautiza con el nombre de Teatro Olimpia.

Doy las gracias al sr. Juan Schenoni D., por aportar al suscrito antecedentes de la historia de Iquique, en los cuales se señala que en el año 1923, señores destacados de esta colonia constituyen la Empresa Teatral Martínez y Cía. del Pacífico, siendo gerente el sr. Casiano Martínez, socios srs. José Afiaran, Angel Martínez y José Martínez, quienes arriendan el cine Nacional ubicado en calle Vivar N° 854, hoy Farmacias Cruz Verde. La empresa extiende sus negocios hasta Arica y Antofagasta, siendo sede principal Iquique, desde donde se surten de películas a las oficinas y pueblos de la pampa salitrera. Se mantienen relaciones directas y cordiales con las más afamadas casas filmadoras de Estados Unidos, Alemania y Francia.

La empresa arrienda el Teatro Olimpia al sr. Rosmanich por acuerdo mutuo. Le cambian el nombre por Nacional y las remesas de las películas se recibían de la ciudad de Antofagasta. Con el transcurso de los años, la empresa pasa a llamarse Cine Chill S.A. y compran el teatro al sr. Rosmanich, siendo propietarios hasta el 24 de noviembre de 1970. Largo es el listado de artistas iquiqueños, nacionales y extranjeros que pasaron por el escenario del nacional. Con la pérdida del Teatro Nacional desaparece parte de la historia de nuestro querido Iquique.

Atentamente,

C.Q.Q
Operador de Cine del ex Teatro Nacional

Publicado en El Nortino, 14 de agosto de 2001, página 2.