Derechos Humanos por la Diversidad Sexual y su Situación de Defensa en Tarapacá

Camila Castillo Guerrero, activista LBGTI

En los últimos años las demandas de las diversidades sexuales han ido tomando más fuerza en la agenda política-legislativa, gracias al trabajo serio y constante de las organizaciones de la sociedad civil que inciden en la agenda pública, así como hechos que han marcado la contingencia, que en algunos casos, han logrado acelerar la legislación a favor de la igualdad de la diversidad sexual.

Se ha avanzado considerablemente, desde la conocida Ley Zamudio, que establece un mecanismo judicial restableciendo eficazmente el imperio del Derecho frente a un acto de discriminación, hasta la entrada en vigencia del Acuerdo de Unión Civil. A pesar de estos avances, aún falta mucho por conquistar, la lucha actual de las organizaciones de la diversidad sexual buscan la igualdad de derechos a través del Matrimonio Igualitario, lo que permitirá poder optar al mismo estado civil que las personas heterosexuales, incluyendo lo relacionado a la filiación; y principalmente, hoy, la aprobación y entrada en vigencia de la Ley de Identidad de Género, en búsqueda de la libertad que debe tener cualquier persona de elegir su identidad, como un derecho humano, a través de un procedimiento uniforme y sencillo acorde a los estándares internacionales de los derechos humanos.

En la Región de Tarapacá, también se ha instalado la defensa de los derechos de la Diversidad Sexual, a cargo de las distintas organizaciones de la sociedad civil, actualmente existen dos organizaciones sobre temáticas LGBTI: (1) Falange por la Diversidad Sexual (FADISE); (2) Agrupación NEFERTITI.

Imagen Imagen

 

 

 

 

 

 

Esta última ha liderado variadas campañas locales (autogestionadas) en torno a la prevención del VIH/SIDA por parte de la comunidad LGBTI, como también por la No violencia a las mujeres Transgéneros. Por su lado, FADISE, ha sido la organización que ha intervenido en las denuncias y defensas de atropellos de los derechos de personas de la comunidad de las diversidades sexuales, según lo demuestra el último Informe de Derechos Humanos del MOVILH, la Falange por la Diversidad Sexual, ha dado respuesta a todos los casos que se tienen registro.

Imagen

Son 16 casos de discriminación en Tarapacá, según lo consignado por el Informe, desde el 2007 al 2015. Tanto personas como instituciones han sido responsables de los episodios de homofobia y transfobia conocidos. A pesar de ser una de las regiones con menor registro de situaciones de vulneración de derechos LGBTI, no significa que no existan más, debemos tener en consideración que generalmente este tipo de violación de derechos no son denunciados por las víctimas, quedando fuera del conocimiento público; es por esto que se hace necesario fortalecer la asociatividad de la diversidad sexual para educar y avanzar en igualdad en nuestra región.

Para saber más…