La Tirana

¿Qué tradiciones encierra la fiesta de La Tirana y todas las otras festividades que se celebran en la América Andina? Creo que es un antiguo acto que incluye en menor medida elementos de las sociedades precolombinas y en el mayor de los casos la tradición cristiana, donde bajo una lógica de hibridez cultural los grupos humanos a lo largo de la historia dinamizan los rituales entre la cordillera y el mar. Hay que considerar que con la llegada de los españoles comienza una transformación de todos los sistemas que las sociedades habían construido en siglos pasados.

Cambios en la estructura política, en la organización intra comunidad y en las creencias religiosas, debido a la imposición forzada de una cultura, ideología y política exógena, que no respetó ni menos valoró los complejos sistemas de vida que en el área andina se habían elaborado. Fue una cultura dominante que se impuso, bajo la sombra de la espada y la cruz y motivada por el honor y la gloria personal, la búsqueda de riquezas y la cristianización de los “gentiles”, a una población que se vio diezmada al perder sus tradiciones y también sus vidas, producto de la invasión.

La administración española caracterizada por la mita, la encomienda y la reducción a pueblos de indios se erigió sobre la base de una amplia campaña de evangelización, desplegada en los Andes por misioneros que llevaban la religión a todos los rincones, bautizando a los indígenas, impartiendo sacramentos, predicando y extirpando cualquier indicio de idolatría que pudiera sobrevivir en las prácticas y mentes de las poblaciones andinas. Esto último significará una pérdida, porque la evangelización no respetó la diversidad cultural y religiosa y cualquier intento de volver a realizar alguna ceremonia para las Wacas (deidad), significaba padecer dolorosos maltratos dictaminados por los misioneros, en su mayoría para las zonas de Tarapacá, franciscanos, mercedarios y carmelitas. El Primer Concilio Límense (1551) pauteaba lo que debían hacer para enfrentarse ceremonias conducidas por “hechiceros”.

Entonces lea la siguiente cita en castellano antiguo: “se tiene experiencia que los que más daño hacen en los indios y los que más estorbo ponen a los infieles que no se conviertan a hechiceros de ellos (indios); muchos indios incitados destos y de su antigua costumbre, acontece volver a sus sacrificios y ritos pasados”.

Toda la extirpación de idolatrías de los indígenas significó que rápidamente las deidades andinas, el culto a los antepasados, a los cerros y la fe en otros dioses, llena de numerosos rituales, con vestimentas, música y danzas desaparecieran para siempre de la conciencia de la población originaria, o se sincretizaran o reinterpretaran bajo la lógica cristiana imperante como ideología religiosa. Hoy en “La Tirana”, paradojalmente “reina” una tradición impuesta por 5 siglos, donde la vieja idea medieval revive cada año, entre las “Tres efes”: Fiesta, Fe y Feria.

Alberto Díaz Araya
La Estrella de Iquique
3 de agosto de 2005, página A-13