La caleta de Chucumata

A 44 kilómetros al sur de Iquique, se encuentra Chucumata, atrayente caleta que durante la época del auge del salitre tuvo la gran oportunidad de transformarse en un importante puerto, si se hubiera concretado la construcción del ferrocarril de Chucumata a la pampa salitrera. Este proyecto ferroviario encontró una fuerte oposición, en especial, de los comerciantes de Iquique. Finalmente fue desechado. De esta manera Chucumata no pudo abandonar su categoría de caleta. Hoy no tiene mayor importancia.

Frente a la caleta, hay una amplia pampa costera que se presta magníficamente para construir allí el nuevo aeropuerto de Iquique. Los estudios relativos a esta obra pública están, lamentablemente, en la etapa de anteproyecto, cuando se pensaba que el proyecto al respecto estaba terminado. El puerto aéreo en Chucumata no solamente sería comercial, sino también militar a la vez, pues la Base Aérea de Los Cóndores, en Alto Hospicio, sería trasladada a ese lugar.

La ensenada está protegida por el promontorio Chucumata. Hace varios decenios naufragó un barco italiano frente a la señalada punta rocosa. Precisamente en ese lugar existe un sitio denominado La Carbonera, en razón que allí suele encontrarse carbón proveniente de la nave hundida.

La caleta comprende tres ensenaditas, más conocidas por pozos. El más amplio y notable de éstos, es el ubicado al extremo sur, junto al promontorio. Los otros dos pozos están resguardados por unas puntillitas e islillas.

Sus playas son en gran parte pedregosas, con pequeñas extensiones de arena. Los bañistas prefieren la caletita del extremo norte. Varias carpas y quitasoles se levantan en las playas chucumateñas durante la época de verano.

En la parte sur de la caleta hay dos casitas de veraneo, a cuyas espaldas quedan las barranqueras de la punta. A la entrada de Chucumata, en la pampa costanera, hay un pequeño campamento de la Sociedad Chilena de Fertilizantes Ltda.

La única actividad económica que se desarrolla en la caleta es la guanera. Estas labores están a cargo de la Sociedad Chilena de Fertilizantes Ltda. En 1965 dicha Sociedad extrajo de sus covaderas cerca de 6 mil toneladas de guano rojo. El abono natural es conducido a la planta de abonos mezclados de Iquique, puerto por el cual se efectúa el embarque.

Una línea no continuada de barrancos rodea al llano costero de la ensenada. Persisten los situados en los extremos. Los del centro han desaparecido por la acción del tiempo.

A corta distancia hacia el norte se halla Lígate, una caletita de veraneo muy concurrida por iquiqueños.

Durante la administración peruana por un tiempo se realizaron embarques de salitre provenientes de oficinas de la región salitrera.

En la “Guerra del Pacífico”, en 1879, tropas peruanas custodiaron la caleta ya abandonada, porque las autoridades militares del Perú temían un desembarco de fuerzas chilenas por dicho paraje, lo que no ocurrió.

Hace algunos meses una goleta de una fábrica pesquera de Iquique se hundió frente a Chucumata.

Chucumata puede convertirse en un pequeño centro urbano de la costa, de construirse el nuevo y moderno puerto aéreo de Iquique, lo que es muy posible. El actual aeródromo local es incómodo, debido a que es imposible ampliar su pista de aterrizaje, además por estar rodeado de viviendas, constituyendo un obstáculo para la libre expansión urbana del puerto.

Mario Zolezzi Velásquez

El Tarapacá

Martes 10 de octubre de 1967, p.2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.