O

​- O – Oficina Salitrera. «-¿Y lo del comercio libre? -Eso, no. Ahí la gerencia mantiene su doctrina inconmovible. Una oficina salitrera es una propiedad privada de súbditos británicos, sus accionistas. Las leyes del país garantizan esta propiedad. Si se la...

N

Nuco. «-¡Ja, ja, ja! –barbotó un borracho tirado por allí, restregándose los ojos-. ¡Baila conmigo este bailecito, oye, Yerba Luisa, mira que me estoy muriendo por tus encantos!… -¡Ja, ja, ja! -¡Je, je, je! -¡Carajo con el maricón! -¡Ay, qué groseros que están...

B

– B – Bagaza. «Y se sentó. Los pasos de su compañero hacían chillar la arena de la calle.-¡Huasito!  ¡Huasito! –llamó-. ¡Huaso cabeza de adoquín! Hijo de una bagaza. Bergante de moledera.Y como sus palabras no surtieran efecto, hizo rebotar un zapato en...

A

​- A – Acambuchaba. «-…y le pegó tanto, pero tanto –y acambuchaba su trompa de marrana-, que tuvo que salir doña Corazón y quitársela a tirones-» (Caliche. Luis González Zenteno, 1954: 248).Acendraron. «El espíritu de la luz no la abandonaba. El espectáculo de...

P

​- P – Palangana. «Y he aquí que a la ya un poco madura señorita Irene, el espectáculo le nublaba la vista y le repercutía las entrañas. Era alta y magra, morena como el bronce claro, con los ojos vivos y ardorosos y una bella dentadura. Cuando miraba a Mister...

D

​- D – Decauville. «El Laucha, despreocupado de sus palabras, buscaba con ojos ávidos la plata dormida en los rieles, en los vagones decauville, en cualquier trozo de mineral. De improviso dio un salto…» (Caliche. Luis González Zenteno, 1954:...